Envíos gratis a España* I Entrega en 24h disponible I Pruébalo durante 15 días

Skip to main content

¿Cómo limpiar pendientes de plata?

Limpiar y mantener tus pendientes de plata en buen estado es muy recomendable para que éstos puedan lucir como el primer día. El propio uso de las joyas o la forma en la que estén guardadas puede provocar qué estás se ensucien o pierdan brillo. Saber como limpiar pendientes de plata es fácil a través de unos sencillos consejos.

La mejor forma para limpiar vuestros pendientes es llevarlas a un profesional del sector. De ésta manera os aseguraréis que no sufren ningún daño o desperfecto. No obstante, somos conscientes de que no siempre se puede hacer. Ya sea por la urgencia o por el coste. Es por ello que os vamos a comentar unos pequeños consejos o trucos caseros para específicamente saber como limpiar pendientes de plata en casa.

Antes de nada, es necesario distinguir la suciedad o la perdida de brillo de los arañazos o rayones. La suciedad, en mayor o menor medida, puede quitarse con cierta facilidad a través de ciertos métodos de limpieza. Ahora bien, los arañazos pueden requerir otro tipo de tratamiento. Así, pueden requerir el pulido de la plata del pendiente. En este último caso, lo mejor es llevarlo a un profesional o casa de confianza.

A continuación, os explicamos tres fáciles formas para saber como limpiar pendientes de plata. Vamos a ello!

¿Cómo limpiar pendientes de plata?

CÓMO LIMPIAR PENDIENTES DE PLATA CON AGUA Y SAL.

A través de éste sencillo consejo podréis limpiar vuestros pendientes de plata fácilmente. Los pendientes, sobre todo lo que tienen piedras, tienen muchos recovecos y no siempre es fácil limpiar la suciedad. Con éste truco, a través del magnetismo que se produce con la sal, el agua y el aluminio, os será mucho más fácil.

Para realizarlo, necesitaréis lo siguiente:

  • Un cuenco con agua caliente. No es necesario que hiervas agua, con agua caliente del grifo debería ser suficiente.
  • Sal. Sal de tipo normal, de supermercado.
  • Un trozo de papel de aluminio. Papel de aluminio de cocina, que también encuentras en cualquier supermercado.
  • Papel absorbente de cocina. Si no tenéis papel absorbente, con un trapito seco también funciona.
Seguir los siguientes pasos

  1. Primero de todo, ponemos agua caliente en el cuenco.
  2. Después echamos un par de cucharaditas de sal.
  3. Removemos, y añadimos el papel de aluminio.
  4. Una vez el papel de aluminio está en el agua, ponemos encima nuestros pendientes de plata y esperamos entre 5 y 10 minutos.
  5. Transcurridos esos 5 o 10 minutos, retiramos los pendientes de plata y los secamos bien con el papel absorbente. Como podrás comprobar al sacar el papel de aluminio, verás que ciertas parte del aluminio están ennegrecidos y eso es porque el efecto magnético de la combinación de la sal, el agua caliente y el aluminio, atrae dicha suciedad.

CÓMO LIMPIAR PENDIENTES DE PLATA CON PASTA DE DIENTES.

Otra forma muy práctica es utilizar pasta de dientes y un cepillo. Es muy fácil, coges un poco de pasta de dientes (pasta de dientes normal) y pones una fina capa sobre los pendientes. Luego, con un trapito húmedo o una gamuza, lo frotas un poco para limpiarlo. Después con agua tibia limpias la pasta de dientes de los pendientes.

A veces los pendientes tienen recovecos que hace difícil llegar a la suciedad con el trapito. Para ello, puedes ayudarte de un cepillo de dientes de cerdas muy suaves. En todo caso, ten en cuenta que la pasta de dientes puede tener un punto abrasivo para la plata. Por lo que no utilices esté método recurrentemente ni con pasta de dientes que pueda ser abrasiva (nosotros preferimos el de agua, sal y aluminio).

CÓMO LIMPIAR PENDIENTES DE PLATA CON BICARBONATO Y LIMÓN.

Además de utilizar el agua y la sal o la pasta de dientes, también se puede limpiar la plata con bicarbonato de sodio y un poco de limón. Únicamente tendrás que mezclar un poco de bicarbonato de sodio con un poco de zumo de limón exprimido. Con la mezcla, la aplicamos con un trapito o gamuza y frotamos el pendiente. Posteriormente enjuagamos con un poco de agua tibia, y secamos los pendientes con papel absorbente. Si utilizas este método de limpieza, hazlo en un ambiente abierto o con ventilación y evita inhalar los vapores que se pudieran emitir por la mezcla.

Si tienes que hacerlo en casa y puedes acudir a un profesional, nosotros aconsejamos siempre el primer método de limpieza (agua, sal y papel de aluminio). Sobre todo si son pendientes delicados, especiales o que lleven algún tipo de pedrería (en cuyo caso, insistimos, lo mejor es llevarlo a un profesional!).

No olvides que el mejor método para tener tus pendientes de plata limpios y relucientes es mantenerlos y guardarlos en unas condiciones óptimas. Los pendientes, al igual que otros tipos de joyas, dependiendo de cómo se cuiden y se guarden podrán mantener su brillo y lustre por más tiempo. Nosotros recomendamos intentar evitar exponer los pendientes de plata al sudor (por ejemplo, cuando hacemos deporte), o a colonias, o a alcohol. Asimismo, a la hora de guardarlos, recuerda guárdarlos por separado unos de otros para evitar que no se rallen.

Esperamos que toda la anterior información os sea útil y hayáis aprendido como limpiar pendientes de palta. En otra entrada os explicaremos otros consejos para limpiar anillos y collares.

¿Te ha gustado el artículo? Seguro que también te gustan nuestros pendientes. 😉

 
 VER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Para ofrecerle un mejor servicio, nuestro sitio web utiliza cookies. Más información sobre Política de cookies